La flotante ambigüedad del “quizás”, del “tal vez”, que opera en las fotos de P. Errázuriz como inductor de sospechas en torno a qué es lo realmente extraño en ellas, nos lleva a desconfiar de los índices sociales que catalogan normalidad y anormalidad. Proyectamos la sombra de esta misma desconfianza hacia toda catalogación presuntamente asegurada.

Nelly Richard